lunes, 24 de febrero de 2014

Clarice Lispector

Ya escondí un amor por miedo de perderlo. Ya perdí un amor por esconderlo. Ya me aseguré en las manos de alguien por miedo. Ya he sentido tanto miedo, hasta el punto de no sentir mis manos. Ya expulsé a personas que amaba de mi vida, ya me arrepentí por eso. Ya pasé noches llorando hasta quedarme dormida. Ya me fui a dormir tan feliz, hasta el punto de no poder cerrar los ojos. Ya creí en amores perfectos, ya descubrí que ellos no existen. Ya amé a personas que me decepcionaron, ya decepcioné a personas que me amaron.

Ya pasé horas frente al espejo tratando de descubrir quién soy. Ya tuve tanta certeza de mí, hasta el punto de querer desaparecer. Ya mentí y me arrepentí después. Ya dije la verdad y también me arrepentí. Ya fingí no dar importancia a las personas que amaba, para más tarde llorar en silencio en un rincón. Ya sonreí llorando lágrimas de tristeza, ya lloré de tanto reír. Ya creí en personas que no valían la pena, ya dejé de creer en las que realmente valían. Ya tuve ataques de risa cuando no debía. Ya rompí platos, vasos y jarrones, de rabia. Ya extrañé mucho a alguien, pero nunca se lo dije.

Ya grité cuando debía callar, ya callé cuando debía gritar. Muchas veces dejé de decir lo que pienso para agradar a unos, otras veces hablé lo que no pensaba para molestar a otros. Ya fingí ser lo que no soy para agradar a unos, ya fingí ser lo que no soy para desagradar a otros. Ya conté chistes y más chistes sin gracia, sólo para ver a un amigo feliz. Ya inventé historias con finales felices para dar esperanza a quien la necesitaba. Ya soñé de más, hasta el punto de confundir la realidad. Ya tuve miedo de lo oscuro, hoy en lo oscuro me encuentro, me agacho, me quedo ahí.

Ya me caí muchas veces pensando que no me levantaría, ya me levanté muchas veces pensando que no me caería más.Ya llamé a quien no quería sólo para no llamar a quien realmente quería. Ya corrí detrás de un carro, por llevarse lejos a quien amaba. Ya he llamado a mi madre en el medio de la noche, huyendo de una pesadilla. Pero ella no apareció y fue una pesadilla peor todavía. Ya llamé a personas cercanas de "amigos" y descubrí que no lo eran... a algunas personas nunca necesité llamarlas de ninguna manera y siempre fueron y serán especiales para mí...

No me den fórmulas ciertas, porque no espero acertar siempre. No me muestren lo que esperan de mí porque voy a seguir mi corazón! No me hagan ser lo que no soy, no me inviten a ser igual, porque sinceramente soy diferente! No sé amar por la mitad, no sé vivir de mentira, no sé volar con los pies en la tierra. Soy siempre yo misma, pero con seguridad no seré la misma para siempre! 

Me gustan los venenos más lentos, las bebidas más amargas, las drogas más potentes, las ideas más insanas, los pensamientos más complejos, los sentimientos más fuertes. Tengo un apetito voraz y los delirios más locos. Pueden hasta empujarme de un risco y yo voy a decir: "Qué más da? Me encanta volar!"

viernes, 14 de febrero de 2014

Estudiante de Letras

Estoy frustrada porque me di cuenta que en dos meses me quedo sin trabajo y no tengo nada. Fui a una entrevista a un colegio pero no era para mi ese trabajo. Dejé un celular y un mail viejo. Me odio, me odio. No tengo un centavo para salir en todo el fin de semana. Ya no aguanto más la carrera que estoy estudiando. Me gusta leer y los temas que estudiamos pero pienso que no todos vivimos las experiencias de la misma manera. Me gustaría trabajar, quiero trabajar pero también pienso que no es tan simple como desearlo. Es un buen paso. Mi carrera no tiene mucha salidas laborales: o dar clase, como puedas, donde puedas, como sea o ganar una beca si tenes todas las condiciones.
El colegio al que fui a la entrevista quedaba en el medio del Bosque Peralta Ramos. 24 cuadras de ida y 24 de vuelta hasta la parada de colectivo. No tengo auto. No tengo nadie cerca con auto que pueda o quiera llevarme. Aún así me ilusioné y pensé que daba igual, que iba a respirar hondo y a caminar 50 cuadras por día con tal de tener el trabajo. En invierno, con lluvia, no importa. Me las iba a arreglar.
Tengo que cursar las últimas materias de la carrera y todos dicen "el tramo final", "es una locura que abandones". No voy a abandonar nada. Este es el famoso sacrificio, pienso. ¿Con un novio con plata y auto sería más fácil? ¿Con padres solidarios y ricos que me solucionen los problemas? No sé. El estado es el único bueno: desde el segundo año de la carrera cobro distintos montos por mes, por estudiar. Pero estudiar es monótono y aburrido lo peor es que una especie de tiempo muerto, sólo puedo vivir pensando en las cosas que voy a hacer "después de esto"....
Tengo una amiga que tuvo un hijo y está feliz y casa y su marido trabaja mucho. Está buscando trabajo pero su situación no es mala. Me dice, asombrada, "cuántos planes que tenes para el futuro". A lo que le respondo, le intento explicar, que estoy en una etapa de mi vida en donde si no imagino algún objetivo o proyecto futuro abandono la carrera y me voy a trabajar a un supermercado. Y no tiene nada de malo trabajar sólo que a mi me metieron ese discurso de "hacer lo que a uno le gusta" en una vida en la que las personas nunca estamos seguras de qué es lo que nos gusta, si la literatura o la plata, si salir a cenar afuera y tener auto o educar niños. Lo que sea. Siempre es lo mismo después de estos pensamientos: un rato de angustia y frustración y una vuelta a la normalidad, como si nada de esto hubiera aparecido en mi cabeza. En fin...........otros pensaran que soy muy afortunada por la vida que tengo y los que pienso yo que son muy afortunados quizá sufran mucho y así es todo....un buen baño por favor

lunes, 10 de febrero de 2014

mis compañeras de secundario me invitaron a cenar



"hola aguss, che el próximo jueves vienen a cenar las chicas a casa.

jaki, vicky, cata y martina si querés prenderte, avisame!"


Leo ese mensaje y pienso que no, que voy a hacer lo mismo de siempre voy a decir que sí y no voy a ir. Pero tengo ganas, podría, pienso. No siempre está bien hacer los planes cómodos donde uno está con las personas de todos los días y hace lo que le gusta. Y además a veces uno piensa que no le debe nada a nadie pero en este momento sé que es un buen gesto una invitación y nadie debería decir que no sin razones. Lo cierto es que mis amistades del secundario nunca fueron muy interesantes ni aún cuando nos veíamos todos los días. Descubrí muy temprano que sólo podía tener una amiga y eso era mucho. Pero ahora ya soy adulta y no quiero que nadie más piense "ok, la invito pero va a decir que no". ¿Me invitaran porque saben que no voy a ir? No todos tienen malas intenciones. Voy a ir. Voy a ir. Como sea voy a ir. Voy a tener más de una amiga.

jueves, 6 de febrero de 2014



la historia de la tristeza

1. La tierra comienza (la tristeza aún no fue inventada)
2. La primera pareja se casa por razones equivocadas.
3. Se inventa el alcohol.
4. El primer hombre gay diagnosticado con enfermedad mental.
5. Pasado. Presente

sábado, 1 de febrero de 2014