sábado, 17 de octubre de 2015

Yo no soy

Ayer decidió que era muy joven para tener éxito en algo.
Va a seguir trabajando en la oficina a la mañana y a la tarde
es probable que haga las cosas que le gustan.
Se convenció de que por un tiempo es mejor odiar la oficina
y no trabajar de lo que quiere.
Bueno, tiene tiempo.
Tiempo para equivocarse
redimirse
asegurarse
reivindicarse
perder.
Después del trabajo puede quitarse su ropa administrativa y sacar los sueños.
Le sobran sueños, le sobra tiempo, le sobra bronca y años. 
Ayer pensó en escribir una novela contra el trabajo
y se convenció de que era demasiado joven para tener éxito con un libro.

jueves, 1 de octubre de 2015

La pastilla del día después

Las ideas tendrían que venir en pastillas, siempre lo digo. Y si son del día después mejor. Después de las cagadas, las cosas mal hechas, los accidentes. Cuando digo "en un punto, estoy cansada", es en todos los puntos. Bueno, no sé cómo arreglar las decisiones que fui tomando. ¿Por dónde empezar? Tengo una vida de cuarenta años que no me gusta. ¿Tengo tiempo para cambiarla? Sí, tengo tiempo de sobra. Necesito ideas. O que pase algo, algo que lo cambie todo. Tuve un falso atraso, una falsa separación y un falso duelo: no pasó nada. Lo que persiste es escribir. Y que yo sigo siendo media boluda...media aburrida y media depresiva. Tengo ideas para escribir... historias, sueños, cosas que me cuentan las personas. Necesito ideas para mi vida, la real, la que paga las deudas, todo eso. A veces creo que fue un error anotarme a estudiar Letras, irme a convivir con alguien tan chica, adoptar un perro de la calle, entrar a la oficina. ¿Quién me mandó a hacer todo eso? ¿De verdad lo quería? Porque siempre se puede ser un poco más consecuente, un poco más boluda y un poco más negadora (sobre todo, negadora) voy a seguir estudiando y voy a seguir con todo. La única forma de salir de este lío es por la puerta de entrada y con el título en la mano. Y la llave de mi casa, eso sí. A la manera en que yo puedo estarlo, estoy bien. Pero me cuestiono seguido y siento que es momento de pasar a otra cosa, como si la vida se tratara de estadios que hay que ir completando. ¿No era así?